Páginas vistas en total

lunes, 11 de junio de 2012

JEHOVÁ-NISI.
יְהוָ֥ה׀ נִסִּֽי
(Adonay Nissi)[1]

El Señor es mi bandera, mi estandarte


Citas  generales:
Sal 60:4.
“Pero a tus fieles has dado un estandarte,
Para que sea desplegado por causa de la verdad”
Isa. 11.10
“Aquel día que las naciones buscarán a Aquél que es la raíz de Isaí,
El cual estará en pie como estandarte a los gentiles,
Y su morada será gloriosa”
TLA (traducción de lenguaje actual)

Introducción
Un ataque de los amalequitas llevó a una batalla entre ellos y los israelitas. Otra vez la vara de Dios en las manos de Moisés jugó un papel simbólico en dar la victoria a los israelitas. Cuando la mantuvo en alto, Josué y el ejército israelita pudieron derrotar a los amalequitas. A través de los incidentes que ocurrieron inmediatamente después de su salida de Egipto, Dios se mostró a sí mismo más que capaz para satisfacer las necesidades de su pueblo.

I. ¿QUIÉNES ERAN LOS AMALEQUITAS?
1. enemigos acérrimos del pueblo de Dios.
Fueron enemigos irreconciliables de Israel, al que atacó sorpresivamente en (Éx. 17:8). “Desbarató la retaguardia de todos los débiles que iban detrás de ti, cuando tú estabas cansado y trabajado” (Dt. 25:17–18).
2. Israel se vio en posición difícil, por lo cual Moisés se dedicó a la intercesión mientras Josué dirigía la batalla. “Cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; mas cuando él bajaba su mano, prevalecía A.” (Éx. 17:11). Como las manos de Moisés se cansaban “Aarón y Hur sostenían sus manos” (Éx. 17:12). Finalmente Israel venció.

II. ¿CUÁNDO SE ALZABA BANDERA?
1. La expresión “alzar pendón o bandera (estandarte)” viene del lenguaje militar, pues los ejércitos utilizaban sus banderas.
Ø  para ubicar la posición de las tropas. Uno de los juicios contra Israel incluía que Dios alzaría “pendón a naciones lejanas” (Is. 5:26; 11:12).
Ø  Para dar una señal a toda una comarca acerca de alguna noticia importante se colocaba una bandera “sobre un monte alto” (Is. 13:2).
Ø  Para que ésta pudiera ser vista adecuadamente era necesario que estuviera sola sobre la cima, sin árboles alrededor, por lo cual también se utiliza la figura de una bandera sobre un monte para expresar soledad (“... hasta que quedéis como mástil en la cumbre de un monte, y como bandera sobre una colina” [Is. 30:17]).
2. La bandera es punto de reunión y llama a los hijos de Dios para ampararse en su sombra y salir a luchar bajo su insignia (Éx 17.15; Is. 11.12; Sal 60.4). En Is. 11.10 al Mesías se le llama «pendón».

III. DIOS ES MI BANDERA Y ES SEÑAL DE UNA VICTORIA ANTICIPADA DADA POR DIOS.
1. Núm. 1.52                          y cada uno  junto a su bandera, por sus ejércitos;
2. Núm. 2.2                            acamparán cada uno * junto a su bandera, bajo las
3. Núm. 2.3                            al este: la bandera del campamento de Judá,
4. Núm. 2.10                          La bandera del campamento de Rubén estará al sur,
5. Núm. 2.17                          así marchará cada uno junto a su bandera.
6. Núm. 2.18                          La bandera del campamento de Efraín por sus ejércitos,
7. Núm. 2.25                          La bandera del campamento de Dan estará al norte,
8. Núm. 2.31                          seiscientos, irán  los últimos tras sus banderas.
9. Núm. 2.34                          así acamparon por sus banderas, y así marcharon
10. Núm. 10.14                      La bandera del campamento de los hijos de Judá
11. Núm. 10.18                      bandera del campamento de Rubén por sus ejércitos;
12. Núm. 10.22                      Después comenzó a marchar la bandera del campamento
13. Núm. 10.25                      Luego comenzó a marchar la bandera del campamento
14. Cant 2.4                            Me llevó a la casa del banquete, Y su bandera sobre mí fue amor.

IV. DIOS MISMO  ES BANDERA, VICTORIA Y ESTANDARTE VIVO.
1. El mayor  énfasis en el NT  es una victoria que el cristiano puede disfrutar en su vida diaria, una victoria sobre las tentaciones y ataques del mundo.
2. Esto se hace posible cuando uno se apropia por fe del poder de la victoria de Cristo en la cruz (1 Jn. 5:4–5; Jn. 16:33; Ro. 8:37; Ef. 6:10), que se manifiesta a través de la presencia de Cristo en cada cristiano (1 Jn. 4:4), y cuando la palabra de Dios rige nuestras vidas (1 Jn. 2:14).
3. Es así como esta victoria es presente y a la vez escatológica. Es ahora cuando el cristiano participa del poder y de las bendiciones de un triunfo que ha de encontrar su completa realización en el futuro (cf. 1 Co. 15:24–28; 54–57).

CONCLUSION
A. En el Gólgota se levantó un estandarte de victoria
B.  La victoria inmerecida por gracia y favor de Dios.
C. Jehová Nissi es hoy mi Jesucristo resucitado


[1] נֵס 1) Asta para colgar en ella alguna señal (Núm. 21:8). — va-yihiú le-nés = sirvieron de escarmiento (Núm. 26:10). 2) Bandera, estandarte (Isa. 18:3; 31:9). — YHVH nisí = YHVH es mi bandera (Exo. 17:15). — נִסִּי.

No hay comentarios: